África tiene un peso cada vez mayor en la esfera multilateral. Su devenir político, sumado a su dinámica económica y comercial, aviva la atención de otras regiones del planeta; por ejemplo la Unión Europea y los principales países asiáticos: Japón, Corea del Sur y China. 

Hoy, África vive una etapa de gran dinamismo sociopolítico y económico. Los intereses y la influencia de las potencias que históricamente han operado en el continente están cambiando. Al mismo tiempo, hay una nueva presencia oriental, encabezada por el triángulo de China, Japón y Corea del Sur, que aprovecha los vacíos dejados por potencias europeas. De hecho, el papel que actualmente desempeña China en África es considerado, por múltiples analistas, como neocolonialista. Los gobiernos africanos buscan relacionarse con los principales centros financieros del mundo para atraer mayores flujos de capital e inversión. En esta dinámica se abren importantes oportunidades comerciales para México, que puede ampliar su presencia en el continente mediante una estrategia de cooperación.

El continente africano es es un mercado atrayente. Está integrado por 55 estados, con una población de más de mil 200 millones de habitantes y un crecimiento promedio de 6% del PIB anual. África es el segundo continente más poblado después de Asia y el tercero con mayor territorio. Además, tiene vastos recursos naturales. Algunos de sus países pueden tener ventajas políticas, militares y comerciales gracias a su ubicación. Son lugares geopolíticamente privilegiados. Muchas naciones africanas, por cierto, reconocen las ventajas económicas y tecnológicas de México, a pesar del escaso intercambio en este rubro.

La inversión extranjera directa (IED) recibida por África se ha multiplicado varias veces desde el año 2000. Las regiones africanas más beneficiadas son la occidental y la del sur. Hay nuevos mecanismos para fomentar las inversiones, y muchos países impulsaron estrategias y acciones para desarrollar la infraestructura, la industria, las telecomunicaciones, el turismo y otros servicios. Países como Egipto y Nigeria han reformado su sistema bancario y fiscal, han creado zonas especiales para la IED de exportación y han establecido incentivos fiscales y financieros a la inversión.

Las oportunidades de inversión en África están creciendo en tres sectores estratégicos: infraestructura, turismo y energía. En infraestructura, el continente empieza a tener un fuerte desarrollo con la modernización de puertos, la construcción de carreteras y presas, y el tren entre Etiopía y Yibuti, entre otros proyectos. En turismo, 2018 mostró tendencias positivas, principalmente en el norte y el sur del continente, así como en las costas orientales de Kenia y Mozambique.

Se han hecho estudios en México que indican que los países con mayor potencial de negocios para nuestra economía son Túnez, Argelia, Costa de Marfil, Ghana, Nigeria, Botsuana y Sudáfrica. Es importante tomarlos en cuenta.

 

Fuente: http://www.revistacomercioexterior.com/articulo.php?id=754&t=las-relaciones-diplomaticas-entre-africa-y-mexico

Leave a Reply