Encontrándonos en el supuesto de no contar con la documentación necesaria que ampare la legal importación, estancia o tenencia de mercancía de procedencia extranjera, por no haberse presentado con las formalidades del despacho aduanero o el plazo de retorno para importaciones temporales que hayan vencido.

Podemos evitar incurrir en alguna infracción, ser acreedores de multas y sanciones, como lo indica el artículo 101 de la Ley Aduanera que establece la posibilidad de regularizar la mercancía de procedencia extranjera y artículo 2.5.1 de las reglas generales de comercio exterior, que nos menciona los requisitos para llevar a cabo el procedimiento de importación definitiva y de esa manera regularizar la mercancía, siendo estos requisitos los siguientes:

  1. Tramitar un pedimento de importación definitiva y presentarlo en la aduana de su elección, sin que se requiera la presentación física de las mercancías.
  1. Anexar al pedimento de importación definitiva, en su caso, el documento mediante el cual se acredite el cumplimiento de las obligaciones en materia de regulaciones y restricciones no arancelarias. Si la mercancía se encuentra sujeta a permiso o cupo, se deberá anotar en el pedimento la firma electrónica que demuestre el descargo total o parcial de dicho permiso o cupo.
  1. Al tramitar el pedimento de importación definitiva, deberá determinar y pagar el IGI, IVA, demás contribuciones y las cuotas compensatorias que, en su caso correspondan.

Tratándose de mercancías cuyo valor declarado en el pedimento sea inferior a su precio estimado, se deberá anexar al pedimento de importación la constancia de depósito o de la garantía, que garantice las contribuciones que correspondan a la diferencia entre el valor declarado y el respectivo precio estimado.

Para determinar contribuciones, actualización, recargos y en su caso, cuotas compensatorias será a partir de la fecha de introducción de la mercancía a territorio nacional, con el tipo de cambio de moneda vigente a la fecha que corresponda, hasta la fecha en que se efectúe el pago.

En caso de no tener certeza de la fecha de introducción de la mercancía, la determinación será en base a el tipo de cambio de moneda vigente a la fecha de pago.