La aseguradora Mapfre indicó que una vez que estas unidades entren en un esquema de legalización pueden ser sujetas de asegurarse como un auto normal

El programa impulsado por el Jefe del Ejecutivo de regularizar los vehículos que ingresaron al país de manera ilegal, mejor conocidos como “chocolates”, en los estados de la franja fronteriza, Michoacán y Nayarit, exaltará la presencia de estos autos que ya circulan por el parque vehicular actual, con la diferencia de contar con los papeles adecuados para hacerlo, en ese sentido, la legalización permitirá que estos vehículos sean candidatos para contar con un seguro, así lo señaló en entrevista Tania Jiménez Garza, responsable de la dirección general de Autos de Mapfre.

“Nosotros los determinamos como No residentes, junto a los fronterizos e importados, los autos regularizados deben contar con toda la documentación necesaria para que sean legales y así poderlos asegurar”, aseveró.

“Lo básico con lo que pueden ampararse es la Responsabilidad por daños a terceros, esto puede complementarse con coberturas de gastos médicos o de asistencias, -como el uso de grúas o el paso de corriente-, pero también pueden tener acceso a coberturas contra robo total o daños materiales”, señaló.

Pese a su origen o que por antigüedad son modelos que pudieran generar problemas en el abasto de refacciones, la responsable en Mapfre indicó que el asegurar estos autos no complica la toma de decisiones a la hora resarcir el daño en un siniestro.

“En su mayoría los vehículos que tenemos en cartera de estos segmentos tienen características similares o se comercializaron en México, no tenemos problema por encontrar refacciones, además contamos con proveedores que importan repuestos, pero en los casos donde no pudiéramos hacer la reparación, podemos indemnizar mediante la valuación de los daños”, apuntó.

Jiménez Garza declaró que el año pasado este tipo de unidades representaron el 2.1% del parque vehicular en su cartera, alrededor de 11 mil unidades aseguradas dentro de su clasificación de autos No residentes.

De acuerdo con la AMDA, el número de unidades que cruzaron la frontera creció 36 por ciento en agosto de 2021 en comparación con el año anterior y 85% si se le compara con el mes anterior. Hasta el mes de octubre, 111 mil 502 vehículos “chocolate” fueron comercializados en mercados públicos en México, principalmente en los estados fronterizos, siendo en su mayoría camionetas y automóviles de reciente modelo.

Fuente: El sol de México 12/01/22