Había sido interrumpida en 2004 por decisión del entonces presidente argentino Néstor Kirchner

Chile ha reanudado la importación de gas natural argentino a su territorio después de 13 años. Esto se produjo tras un reciente acuerdo de integración energética entre ambos países que se extenderá hasta el 2023.

El envío de gas natural argentino a Chile es sobre la base de un acuerdo entre ambos países que se anunció en la reciente Cumbre de las Américas desarrollada en Estados Unidos. El trato consta que desde el 1 de junio se enviará 300 mil metros cúbicos diarios de gas manera ininterrumpida hasta el 30 de septiembre del 2023.

El mandatario argentino, Alberto Fernández, destacó que ahora lo que está sobre la mesa es aumentar el envío de gas a Chile, de manera progresiva. “Ahora lo que le estamos proponiendo es que, con la participación de empresas privadas, podamos garantizar en un contrato en firme, es decir, que no pueda ser interrumpido, 4 millones de metros cúbicos diarios”, dijo Fernández tras anunciar el acuerdo.

El ministro de Energía de Chile, Claudio Huepe, manifestó a BiobioChile que esta importación irá en directo beneficio a la zona de Concepción, Chillán y Los Ángeles, ubicadas al sur de Santiago.

Nosotros hemos trabajado fuertemente para que estos impactos de precio que se van a lograr (…) sea lo antes posible, sea de inmediato y esperamos con poder incluso más rebajas en el tiempo, pero por ahora va a haber un impacto significativo, las personas lo van a ver en sus cuentas a finales de mes”, dijo Huepe.

El posible descenso del valor en las cuentas de los consumidores es algo que se debiera manifestar en algún momento. El economista Jorge Hermann declaró que el anuncio es positivo para la realidad actual de Chile porque el gas natural que importaba el país trasandino era desde Estados Unidos vía marítima. “Si el precio tiende a ser un poco más barato que traerlo en barco debería de alguna manera beneficiarse a los consumidores, pero eso se va a ver cuándo se empiece a bombear una mayor cantidad de gas natural desde Argentina, pero lo relevante es que abre una nueva fuente de importación”, dijo el experto.

Cabe recordar que el envío de gas natural a Chile se interrumpió tras un anuncio de “crisis energética” en Argentina, en 2004, ocurrido en el gobierno de Néstor Kirchner. El 25 de marzo de ese año el Secretario de Energía de Kirchner, Daniel Cameron, en la resolución 265, limitó las exportaciones a los países vecinos a los que abastecía y con los que había firmado contratos: Chile, Uruguay y Brasil.

Ante la probabilidad que los hogares chilenos se quedaran sin gas, el entonces presidente de Chile, Ricardo Lagos, incluso amenazó con “declararle la guerra” a Kirchner “porque la carencia provocaría una revolución” en su país. “Me daba cuenta de lo que significaba mi amenaza, pero no tenía otra herramienta para exigir que se cumpliera el contrato”, escribió Lagos en su libro “Mi vida. Gobernar para la democracia”.

Otros acuerdos entre ambos países

Entre otros acuerdos abordados por los mandatarios resaltó una cooperación “para el desarrollo de la industria del litio”, creando el Grupo de Trabajo Binacional de Litio y Salares para que se produzca un intercambio de experiencias entre científicos y empresarios, entre otros beneficios.

Otro acuerdo entre los presidentes Gabriel Boric y Alberto Fernández fue realizar esfuerzos en conjunto para alcanzar un financiamiento internacional “para la transición energética y de reconversión productiva sostenible”. Para ambos mandatarios es importante el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y su capitalización para aumentar su cartera de proyectos relacionados al cambio climático.

Fuente: Infobae 13/06/22