Práctica se hizo frecuente dada la preferencia de los buques por embarcar contenedores vacíos con destino a Asia

El Congreso de Estados Unidos aprobó el lunes 13 de junio una ley que tiene por objetivo contribuir a descongestionar los puertos del país, cuya actividad logística lleva meses con problemas debido a los efectos de la pandemia de COVID-19. Con 369 votos a favor y sólo 42 en contra, la Cámara de Representantes validó el texto que ya había sido aprobado anteriormente en el Senado, y que ahora se dirigirá a la Casa Blanca para recibir la rúbrica del Presidente, Joe Biden, y convertirse formalmente en Ley.

La nueva ley prohíbe a las líneas navieras, cuyos buques se encuentren en puertos de EE.UU., rechazar «sin razón suficiente» a clientes estadounidenses que quieran exportar sus productos, por ejemplo, con destino a Asia.

Para ello la ley aumenta la autoridad de investigación de la Comisión Marítima Federal (FMC) de EE.UU., la que podrá iniciar investigaciones sobre las prácticas comerciales de las líneas navieras y aplicar medidas de cumplimiento. Además, el organismo podrá requerir información sobre el «tonelaje total de importación/exportación» en cada trimestre calendario.

Esta medida responde a las quejas de fabricantes y agricultores de EE.UU., según los cuales una de las principales razones por las que sus productos se acumulan en los puertos sin ser embarcados en los buques para su posterior exportación es porque las líneas navieras prefieren regresar con sus naves vacías a los puertos asiáticos.

En un comunicado de la Casa Blanca, el Presidente Joe Biden dijo que “el aumento de los costos del transporte marítimo es uno de los principales factores que contribuyen a incrementar los costos de vida las familias estadounidenses. Durante la pandemia, las navieras aumentaron sus tarifas hasta un 1.000%. Y, con demasiada frecuencia, se niegan a transportar las exportaciones estadounidenses de vuelta a Asia y así llevar a bordo los contenedores vacíos. Esto está costando a los agricultores y ganaderos -y a nuestra economía- mucho dinero. 

Agregó que bajar los precios para los estadounidenses “es mi principal prioridad, y aplaudo al Congreso por aprobar la Ley de Reforma del Transporte Marítimo sobre una base bipartidista, que ayudará a reducir los costos para el retail, agricultores y consumidores estadounidenses. Quiero dar las gracias a la senadora Klobuchar, al senador Thune, al diputado Garamendi y al diputado Dusty Johnson por su liderazgo y por ayudar a impulsar esta importante legislación”.

Fuente: Mundo Marítimo 14/06/22