Andrés Manuel López Obrador y la Coparmex estuvieron de acuerdo en que se pueda eliminar el nuevo trámite para actualizar la constancia fiscal de los trabajadores.

El sector empresarial no fue quien solicitó las Constancias de Situación Fiscal, sino el mismo Servicio de Administración Tributaria (SAT) que demandó más requisitos de información sobre los trabajadores, que orillan a los patrones a cumplir con un nuevo trámite, aclaró la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex).

La semana pasada, el presidente Andrés Manuel López planteó eliminar el nuevo trámite para actualizar la constancia fiscal de los trabajadores, punto con el cual coincide la Coparmex, dijo su presidente José Medina Mora.

“Nos sumamos a la propuesta del presidente de la República para que se eliminen los nuevos requisitos del CFDI versión 4.0 (domicilio y código postal), que hacen necesaria la obtención de la constancia de situación fiscal -problemática que nos ocupa actualmente- para que en el timbrado del CFDI se mantengan los requisitos de la versión actual como son: nombre y RFC, puesto que estos datos son los idóneos para poder identificar a los contribuyentes”, expresó.

A través de un comunicado, la Coparmex reiteró que es indispensable eliminar los nuevos requisitos para el timbrado del CFDI contenidos en la Reforma Fiscal 2022, esto, para que el procedimiento continúe con la versión actual que únicamente requiere datos como, el nombre y Registro Federal de Contribuyentes (RFC).

Recordó lo dicho por la titular del Servicio de Administración Tributaria (SAT), Raquel Buenrostro en la conferencia mañanera del pasado 8 de julio, acerca de que la autoridad “nunca pidió la Constancia de Situación Fiscal. No es un requisito del SAT”, por el contrario, -según la funcionaria- fueron las gerencias de recursos humanos de las empresas quienes solicitaron el documento, actualmente provoca incertidumbre en miles de trabajadores.

Con la entrada en vigor de la reforma fiscal 2022, se contemplaron nuevos requisitos para el timbrado del CFDI 4.0, por lo que, además del nombre del trabajador y el RFC, a partir de este año también se tienen que agregar el domicilio y código postal de cada contribuyente.

Ante ese nuevo requisito impuesto por la autoridad fiscal y para que las empresas no tuvieran un impacto en la no deducibilidad de la nómina por errores en los comprobantes digitales, los trabajadores tuvieron que solicitar las Constancias de Situación Fiscal, y como consecuencia se generaron filas interminables ante las oficinas del SAT, acotó el sector patronal del país.

Aunque reconoció, para agilizar el trámite, la autoridad fiscal habilitó diversos mecanismos para el otorgamiento de dichas constancias, aunque finalmente ante la imposibilidad de atender su propia disposición, contenida en el Anexo 20 que emitió, optó por prorrogar el plazo para la entrada en vigor al 1 de enero de 2023, otorgando más tiempo para que todos los trabajadores pudieran obtener su constancia.

“En Coparmex estamos convencidos de que las personas físicas y morales debemos cumplir con nuestras obligaciones fiscales y no evadir impuestos, sin embargo, consideramos que aumentar las cargas administrativas y fiscales no es el camino viable para lograrlo”, expuso. 

Fuente: El economista 10/07/22