El déficit comercial creció en los primeros cuatro meses de este 2022, y es que de acuerdo con información de Monex, solo en abril de este año la balanza comercial obtuvo un déficit de $1,884 millones de dólares (mdd), lo que significa que el saldo acumulado es deficitario por $6,679 mdd, y el más abultado por lo menos en las últimas tres décadas.

La perspectiva de crecimiento sobre los datos de la balanza comercial para el cuarto mes de 2022, respaldan la visión de que abril tendría avances discretos, respecto a los primeros tres meses del año, sin embargo, el cambio diametral en las condiciones en las que la balanza operó el año pasado, podría soportar una pendiente más empinada para el peso mexicano.

Además Monex sentenció que el déficit comercial puede seguir creciendo debido a las constantes disrupciones de las cadenas globales de valor, que han afectado principalmente al aparato exportador mexicano y que afectarían a la moneda nacional, pues el peso podría sentir presiones de depreciación en la segunda parte de 2022 y cerrar en un nivel de $21.30 frente al dólar; este 26 de mayo, nuestra moneda se ha apreciado en 0.24% y cotiza en $19.83.

Pero, ¿a qué se debió lo registrado en abril? La dinámica del mes estuvo marcada por un repunte acotado de las exportaciones, mismas que subieron en 0.86% mensual (m/m) por el efecto bajista de las complicaciones en el sector manufacturero tras el estallido de la guerra en Europa del Este, mientras el ramo automotriz ha sido impactado el más impactado, registrando descensos de 8.1% m/m en marzo y de 1.4% en abril.

Por otro lado, las importaciones registraron una alza más significativa de 5.20%, con un valor de $52,127 mdd, y aunque el déficit de abril fue mucho más precipitado (-$4,316.3 mdd), crecieron gracias al buen desempeño de los bienes de capital, y que marcaron un nuevo máximo histórico con $4,200 mdd, 4.74% arriba de lo registrado en julio de 2018, el máximo anterior.

Fuente: IDCOLINE 26/05/2022