El régimen de Xi Jinping es un firme aliado de Putin que nunca condenó la invasión a Ucrania

El Gobierno del presidente Joe Biden incluyó el martes a cinco empresas chinas en una lista negra de comercio por su presunto apoyo al complejo industrial militar y de defensa de Rusia, en una muestra de fuerza para hacer cumplir las sanciones contra Moscú por su invasión a Ucrania,

El Departamento de Comercio, que supervisa la lista negra, dijo que las empresas señaladas habían suministrado artículos a “entidades preocupantes” rusas antes de la invasión del 24 de febrero, y añadió que “siguen contratando para suministrar a las entidades rusas incluidas en la lista y sancionadas”.

Las firmas sancionadas son Connec Electronic, King Pai Technology, Sinno Electronics, Winninc Electronic y World Jetta (HK) Logistics.

La agencia también añadió a la lista negra otras 31 entidades de países como Rusia, Emiratos Árabes Unidos, Lituania, Pakistán, Singapur, Reino Unido, Uzbekistán y Vietnam, según la entrada del Registro Federal. Sin embargo, del total de 36 empresas añadidas, 25 tenían operaciones en China.

“La acción de hoy envía un poderoso mensaje a las entidades y personas de todo el mundo de que, si tratan de apoyar a Rusia, Estados Unidos también les cortará el paso”, dijo el subsecretario de Comercio para la Industria y la Seguridad, Alan Estévez, en un comunicado.

La decisión provocó protestas de la embajada de Beijing en Washington, que dijo que China había jugado un papel constructivo al instar a la paz y promover las conversaciones.

“Nunca hemos brindado asistencia militar a ningún lado del conflicto”, dijo la embajada, evitando cualquier término que pudiera sugerir que las operaciones militares de Rusia fueron un acto de invasión. El régimen de Xi Jinping, un firme aliado de Vladimir Putin, nunca condenó la invasión.

La embajada acusó a Estados Unidos de imponer sanciones unilaterales y ejercer una jurisdicción de “brazo largo” y prometió proteger los intereses de las empresas chinas. “China y Rusia han mantenido una cooperación energética, económica y comercial normal, y los intereses legítimos de las empresas chinas no se verán perjudicados”, dijo.

Las empresas chinas acusadas de ayudar a los militares rusos son Connec Electronic Ltd., World Jetta, con sede en Hong Kong, Logistics Limited, King Pai Technology Co., Ltd. y Winninc Electronic.

Hong Kong se considera parte de China a efectos de los controles de exportación de Estados Unidos desde que Beijing reprimió la autonomía de la ciudad.

La inclusión de empresas en la lista negra significa que sus proveedores estadounidenses necesitan una licencia del Departamento de Comercio antes de poder enviarles productos.

Estados Unidos se ha propuesto, junto con sus aliados, castigar al presidente ruso Vladimir Putin por la invasión, que Moscú califica de “operación especial”, sancionando a una serie de empresas y oligarcas rusos e incluyendo a otros en una lista negra comercial.

Si bien los funcionarios estadounidenses habían dicho previamente que China estaba cumpliendo en general con las restricciones, Washington ha prometido vigilar de cerca y hacer cumplir rigurosamente las normas.

“No dudaremos en actuar, independientemente de dónde se encuentre una parte, sí está violando la ley estadounidense”, dijo en el mismo comunicado la subsecretaría de Comercio para la Administración de Exportaciones, Thea Rozman Kendler.

Fuente: Infobae 28/06/22