Aún si se limita la participación privada en la generación y se excluye en la comercialización eléctrica, empresas de EU pueden participar en el suministro de productos, servicios y tecnologías del sector eléctrico, avizora el Departamento de Comercio de dicho país.

EU no descarta oportunidades de mercado en fortalecimiento de la CFE

Además de la generación de energía, la industria de energía eléctrica de México ofrece oportunidades para productos, servicios y tecnologías de Estados Unidos para eficiencia energética, generación distribuida, tecnologías de almacenamiento de energía y proyectos de energía renovable a pequeña escala”.

El gobierno de Estados Unidos destacó oportunidades en la industria eléctrica de México para las empresas estadounidenses, independientemente del curso que tome la propuesta de reforma en ese sector.

“Considerando que la prioridad del gobierno mexicano es fortalecer el rol de la CFE, y que la CFE planea recuperar su rol de liderazgo para alcanzar 54% de la generación total de energía, existe una importante oportunidad de participar en los proyectos que se anuncian en el sitio web de la CFE”, recomendó el Departamento de Comercio en un informe sobre oportunidades en México.

Ya se han anunciado cinco grandes proyectos de centrales de ciclo combinado (San Luis Río Colorado, Tuxpan, González Ortega, Valladolid y Mérida).

También el Departamento de Comercio indicó que el Plan de Negocios de la CFE establece dónde se proyecta que la empresa estatal invertirá 381,544 millones de pesos entre 2020 y 2025: 53% en proyectos de generación de energía (plantas nuevas y mantenimiento), 20% en distribución, 20% a transmisión y el resto a otros proyectos, como Internet y Fibra Óptica.

Los usuarios calificados de electricidad con un requisito de demanda mínima de 1 MW tienden a evaluar diferentes criterios antes de firmar un Acuerdo de Compra de Energía (PPA, por su sigla en inglés) con su proveedor calificado preferido.

Las alternativas más competitivas ofrecen un paquete personalizado de potencia, capacidad, rentabilidad, eficiencia energética y certificados de energía limpia, de acuerdo con las necesidades comerciales o de fabricación.

Desde la reforma energética (2013-2014), el sector industrial ha manifestado un alto interés en proyectos de energías renovables.

Sin embargo, el sector privado reconoce que persisten los desafíos para desarrollar y participar con éxito en estos proyectos, incluidos retrasos en los permisos, restricciones de transmisión y falta de retorno de la inversión. El 28 de mayo de 2020, la CRE aprobó dos resoluciones para aumentar las tarifas de transmisión en las instalaciones generadoras de PPA heredadas.

Luego, el 12 de junio de 2020 se publicaron oficialmente en el Diario Oficial de México las variables económicas para calcular los cargos de transmisión. La resolución de la CRE fue suspendida provisionalmente mediante amparo judicial en julio de 2020.

“Incluso con estos desafíos, los sectores industrial y comercial son una importante área de oportunidad para las exportaciones estadounidenses, ya que representan el mayor porcentaje de la demanda de electricidad. Estas empresas buscan continuamente alternativas tecnológicas para aumentar la eficiencia energética y reducir costes”, dijo el Departamento de Comercio.

El Plan de Negocios de la CFE destaca que esta empresa planea aumentar su participación de mercado y representar 54% de la generación total de energía en México, sin adquirir más deuda.

Para hacer esto posible, en julio de 2020, la Junta Directiva aprobó la creación del Fideicomiso Maestro de Inversiones, que será el mecanismo financiero para que la CFE destine recursos hacia la generación de energía.

Fuente: El economista 05/04/22