El hecho de que el canciller Marcelo Ebrard haya incluido a India en su gira y uno de los temas haya sido el impulso farmacéutico es inentendible y anticíclico, por decir lo menos. En primer lugar, ya está demostrado que la mayor urgencia para México en estos momentos -antes de ir a buscar en el extranjero- es fortalecer su planta productiva nacional de medicamentos, primero porque tras la pandemia es claro que cada país está buscando ser autosuficiente en fármacos fundamentales y lo que tocaría es trabajar conjuntamente con la planta nacional de estos insumos médicos vitales.

Pero adicionalmente, se está abriendo una enorme oportunidad de poder abastecer a Estados Unidos de estos mismos medicamentos, porque justamente el país vecino anda viendo cómo no depender de países como China e India.

En México tenemos de frente ante sí la opción nunca antes vista de poder cubrir al menos parte de la demanda medicinal de los estadunidenses, pero en vez de aprovecharla, ¡vamos a India! ¿Para qué? ¿Para invitarlos a que vengan ellos a producir fármacos a México ¿vamos a seguir yendo allá a hacerles el favor de comprarles?

Realmente no se entiende bien como está la cosa, porque con Estados Unidos tenemos firmado un Tratado de Libre Comercio y tendríamos que impulsar más esas cadenas de insumos bilaterales para medicamentos, que bien se han desarrollado por ejemplo con la industria automotriz o con la industria de dispositivos médicos. Pero no.

Nuestro vecino seguramente está incrédulo de cómo México está cerrando los ojos. Y si las cosas no cambian, simplemente los estadunidenses verán que con México no cuentan para el abastecimiento de fármacos. Seguro hay otros países del continente (Brasil, Argentina, Colombia, etc) que gustosos ya levantan la mano.

Es increíble la posición pasiva de México siendo que en territorio mexicano sí hay una cada vez más fuerte planta productiva de medicamentos con todo y que el INSABI y UNOPS la tienen ahorcada por falta de pagos. Por ahí, por cierto, tuvieron que cambiar el convenio firmado entre ambos para agilizar los pagos, pero aun así siguen los atorones y se estima que UNOPS sigue debiendo casi la mitad de lo adquirido.

Pero regresando a la oportunidad de abasto que nos abre Estados Unidos y que no queremos ver, la semana pasada hubo un reporte de la Representación Comercial de Estados Unidos (USTR, United States Trade Representative) a la Casa Blanca donde ponen el punto sobre las íes en varios aspectos de la relación comercial con México, y entre otros sectores mencionan al de salud, específicamente se refieren a las deficiencias sanitarias por la lentitud del regulador Cofepris y muy particularmente señalan los magros resultados de Insabi/UNOPS en lo relativo a las compras de medicamentos y otros insumos generando una crisis fuerte en el abasto para los pacientes.

¿Por qué en ese escenario lo que se le ocurre al gobierno de México es hacer alianzas con la India en el ámbito farmacéutico? Seguramente hay algo que no sabemos porque los movimientos del gobierno, específicamente los movimientos de la Cancillería por India, no tienen lógica por donde se le vea. O, bueno, también es que la agenda de Relaciones Exteriores no es la misma que la de Salud… Pero entonces con mayor razón, menos se entiende todo.

El canciller no especificó mucho sobre las alianzas con la India, pues sólo se refirió que habrá colaboración tanto para medicamentos como para vacunas. Hablando de vacunas, habría que ver si en el convenio con India están considerando la compra de vacunas anticovid hacia adelante porque por ahí hay la versión de que el Gobierno mexicano ya no le quiere seguir comprando a Pfizer. Así como van las cosas no dude que por ahí estén considerando a la vacuna hecha en la India para el cuarto refuerzo en México…

Quieren actualizar el compendio de la ley

Resulta que hoy lunes la Secretaría de Salud junto con el Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi) inician lo que llamaron “Mesas de Trabajo y Acuerdos para la Actualización del Catálogo de Insumos y medicamentos para la compra consolidada bianual 23/24”.

Se ve que se darán un encerrón de 3 días donde participarán también la Coordinación de Institutos de Alta Especialidad (CCINSHAE), IMSS, ISSSTE, Sedena, INSP, Censida, Cofepris y Cenaprece.

Qué bueno que están intentando ahora sí anticiparse y con tiempo empezar a planear lo de las compras de los últimos dos años del sexenio, pero lo raro es que lo están haciendo de una manera forzada por no decir fuera de la ley. A quien toca esta tarea de actualizar el compendio es al Consejo de Salubridad General, pero en el programa apenas si lo mencionan como un organismo más de los participantes…

BePharma 2022 será presencial en octubre

Nos comentan que fue un éxito la edición de BePharma 2022, que se ha convertido en el evento de negocios B2B más importante de América para la industria farmacéutica; normalmente se realiza de manera presencial en la Ciudad de México, pero debido a la pandemia lleva tres versiones virtuales, la última la semana pasada con la participación de empresas de 29 países. Organizado y realizado desde México, BePharma reúne a empresas fabricantes o distribuidoras de medicamentos para uso humano de cualquier parte del mundo, así como todas las relacionadas con healthcare y sus respectivas proveedoras de bienes o servicios. Y dados los resultados, preparan ya su próximo evento presencial del 10 al 12 de octubre del 2022 en la Ciudad de México buscando posicionar a México como un hub internacional de negocios farmacéuticos.

Fuente: El Economista 04/04/22