La OPEP asegura que el conflicto entre Rusia y Ucrania ha provocado un trastorno en el comercio de petróleo, encareciendo aún más el producto.

La guerra en Ucrania “ha provocado trastornos en el comercio”, elevando las tarifas de los fletes marítimos de crudo a través de las principales rutas, indica la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), que ve un cambio “en las pautas comerciales” relacionado con “una mayor demanda de rutas de mayor recorrido”.

De acuerdo con un informe publicado por el cártel, la tendencia es que cada vez más crudo viaje desde Asia y Oriente hacia Europa, mientras que Rusia dirigiría más suministros hacia el Este.

Todo ello tiende a encarecer el petróleo, aunque “siguen existiendo riesgos a la baja”, sobre todo por el debilitamiento de la demanda en China debido a nuevos brotes de COVID-19.

En medio de esta situación, el informe de la OPEP revela las crecientes dificultades que afrontan muchos productores por ver limitada su capacidad de extracción.

Los diez socios de la OPEP que participan en el acuerdo vigente con Rusia y otros aliados para limitar los suministros petroleros han extraído en marzo 2.8 millones de barriles diarios por debajo de la cuota conjunta acordada para ese mes.

Las extracciones del total de los 13 países miembros el mes pasado se situaron en 28.5 millones de dólares diarios, 57 mil más que en febrero, pero menos a lo pactado por el grupo.

Sin la producción de Venezuela, Irán y Libia, los tres socios que están exentos de los acuerdos vigentes por sufrir caídas involuntarias en su ritmo de extracción, la producción es de 22.19 millones de barriles, cuando la cuota fijada para marzo es de 25.06 millones.

Fuente: Oil&Gas magazine 12/04/22