La demanda se ha ido recuperando gracias a las categorías de temporada como el verano y el regreso a clases.

Los cambios bruscos en la demanda de bienes por parte de los consumidores está creando altos volúmenes de inventarios en las empresas, lo que a su vez está afectando a las cadenas de suministro, indicó el integrador logístico A.P. Moller – Maersk.

La firma de logística asegura que los minoristas tienen un incremento de inventario del 40 por ciento respecto al año pasado, esto debido a que las suspensiones de los puertos y los cierres de fábricas han hecho que las empresas minoristas adelanten sus compras para tener suficiente inventario, pero parte de este inventario todavía está acumulado en los almacenes.

” Los cambios en la demanda, en el inventario y en los hábitos de los compradores de manera desproporcionada es ahora el efecto látigo y es más común en la industria logística, causando grandes retrasos”, indicó.

De acuerdo con A.P. Moller – Maersk, el efecto látigo proviene de los repentinos picos y caídas de la demanda, ya que al estar muchas partes involucradas en la cadena de suministro, se generan reacciones irregulares a los repentinos cambios en la demanda.

” Las ineficiencias, la falta de comunicación y los retrasos entre las múltiples partes provocan estas interrupciones, lo que genera más reacciones al tratar de estabilizar la cadena de suministro”, indicó.

Como la demanda se ha ido recuperando en productos como abarrotes, belleza y cosméticos, artículos para el hogar y categorías de temporada como el verano y el regreso a clases, los almacenes están saturados, y conforme llegan nuevos productos, los minoristas necesitan idear estrategias para deshacerse de los excedentes, lo que, a su vez, tiene un impacto negativo en sus márgenes.

De acuerdo con GS1 México, en México el desabasto de mercancías del sector minorista llegó a un 3.5 por ciento en el primer semestre de 2022 y suma pérdidas por 6 mil 600 millones de pesos.

”El sector logístico ha tratado de responder a las interrupciones de la demanda y las empresas han enfrentado pérdidas de ingresos por artículos agotados y márgenes reducidos por descuentos en artículos con exceso de existencias”, informó A.P. Moller – Maersk.

Fuente: El financiero 16/08/22