El covid daña la actividad de China, la invasión a Ucrania golpea a Europa y EU enfrenta la inflación más alta en 40 años

Hoy hay nuevas señales de la desaceleración de la economía mundial, ya que el impacto del covid perjudica la actividad económica en China, la invasión a Ucrania afecta a la economía europea y los esfuerzos de la Reserva Federal de Estados Unidos por controlar la inflación galopante amenazan con una recesión. En China, el principal indicador de la actividad de los consumidores del país, las ventas minoristas, se desplomaron 11.1 por ciento en términos interanuales, en comparación con los pronósticos de una caída de 6.6 por ciento de los economistas encuestados por Bloomberg. La producción industrial, que apuntaló la rápida recuperación económica de China después de la crisis inicial por el covid a principios de 2020, cayó 2.9 por ciento.

Los datos son la señal más llamativa hasta el momento del creciente costo económico de la estrategia china de cero covid. Decenas de ciudades y cientos de millones de personas en toda China se encuentran bajo confinamientos totales o parciales como parte de una política que se espera que tenga profundas ramificaciones en las cadenas de suministro globales. Mientras tanto, la Unión Europea recortó sus pronósticos de crecimiento y elevó sus perspectivas de inflación, ya que la crisis energética que se desató por la invasión de Rusia a Ucrania pasa factura a la economía del bloque europeo. Se prevé que tanto la Unión Europea como la zona del euro crezcan solo 2.7 por ciento este año, muy por debajo de la expectativa anterior de 4 por ciento, según los pronósticos publicados ayer por la Comisión Europea. 

Se espera que la inflación supere 6 por ciento tanto en la Unión Europea como en la zona euro este año, y que algunos países de Europa central y oriental registren incremento de precios de dos dígitos en lo que queda de este 2022. La semana pasada, la presidenta del Banco Central Europeo (BCE), Christine Lagarde, se mostró partidaria de subir la principal tasa de interés en julio, allanando el camino para el primer aumento en la eurozona desde hace más de una década. En Estados Unidos, donde la inflación anual se sitúa en el nivel más alto de las últimas cuatro décadas, existe un “riesgo muy, muy alto” de recesión, según el ex director general de Goldman Sachs, Lloyd Blankfein. 

Fuente: Milenio 18/05/22