La producción nacional para el 2021 fue de 2,314 millones de pies cúbicos diarios.

Mientras en la Cámara de diputados se aprobó en comisiones la iniciativa presidencial para modificar la Constitución y darle prioridad en el despacho eléctrico a la Comisión Federal de Electricidad (CFE) (tanto a su infraestructura de generación limpia como a sus fuentes fósiles), la importación nacional de gas natural fue la más alta histórica el año pasado y constituyó casi 72% del consumo, con el precio más alto del hidrocarburo en décadas y el cálculo de la propia estatal eléctrica de aumentar 20 puntos porcentuales la participación de este hidrocarburo en la generación nacional este año si se aprueba la reforma. 

Y es que en el 2021 la importación de gas natural en México llegó a un volumen de 5,928 millones de pies cúbicos por día, que es a su máximo histórico con un aumento anual de 13%, además de que correspondió a 71.9% del consumo de gas natural en el país, que el año pasado se situó en 8,242 millones de pies cúbicos al día mientras que la producción nacional fue de únicamente 2,314 millones diarios, según el último Prontuario Estadístico de la Secretaría de Energía.

En el 2020, la importación de gas seco fue de 4,995 millones de pies cúbicos diarios, mientras que la de gas licuado ascendió a 251 millones de pies cúbicos por día. Con ello, la importación total de este hidrocarburo para usos industriales y para generación mediante ciclos combinados para generación de electricidad se elevó a 5,246 millones de pies cúbicos por día. 

Y en tanto, hasta el último dato disponible de septiembre del año pasado, la quema de gas natural fue de 271 millones de pies cúbicos al día, es decir, de 11.7% de la producción por parte de Petróleos Mexicanos (Pemex), derivado de la falta de inversiones para utilizar este hidrocarburo. 

Efecto de la guerra

A la vez, Estados Unidos ha aumentado sus exportaciones de gas natural licuado a Europa, derivado principalmente de la reducción en la oferta rusa del hidrocarburo, lo que ha llevado a un incremento en los precios con lo que en enero de este año este combustible, que llega por barco después de comprimirse y descomprimirse, es decir, el gas natural licuado, tuvo un precio de 26.20 dólares por millón de pie cúbico, cuando en el mismo mes del año anterior se situaba en poco más de 9 dólares por unidad. 

En enero de este año, el precio del gas natural que se importa mediante ductos del Sistema Nacional de Transporte de Gas Natural (Sistrangas) y los que opera la CFE llegó a 4.77 dólares por millón de pie cúbico. A pesar de que su aumento ha sido muy inferior al que presenta el precio del gas natural licuado, éste se incrementó en 76% en un año, luego de que en enero del 2021 apenas era de 2.71 dólares por millón de pie cúbico. 

Cabe recordar que durante su participación en los foros del Parlamento Abierto rumbo a la discusión de la reforma eléctrica en la Cámara de Diputados, la propia dirección general de Intermediación de Contratos Legados de la estatal eléctrica admitió que pasaría de generar 62% en el 2021 a 77% en el 2022 de su energía mediante fósiles como el carbón, combustóleo, diésel y gas natural, sumando 140,493 gigawatts por hora y aumentando este tipo de generación en 83% en un año, si se aprueba esta reforma constitucional.

En su presentación dentro del foro 15 del Parlamento Abierto de la reforma eléctrica en San Lázaro, Mario Morales Vielmas, director general de Intermediación de Contratos Legados de la CFE expuso su pronóstico si se aprueba el nuevo marco legal energético, en el que gracias a la infraestructura existente en ciclos combinados que se ha colocado en la última década en el país, mediante gas natural la electricidad de la estatal eléctrica irá de 57,096 a 119,514 gigawatts hora, aumentando de 45 a 65% en su participación en la generación nacional.

Fuente: El economista 12/04/22