Recientemente en Fiscalía se publica “Encubrimiento de delitos fiscales: Responsables y consecuencias”, en donde se trata los supuestos en que un profesionista del área fiscal puede volverse cómplice de delitos fiscales. Paralelamente, el Código Fiscal de la Federación (CFF) en su Artículo 89 define infracciones que recaen sobre sujetos distintos al contribuyente infractor.

En ese sentido, los fiscalistas pudieran ser imputados con una infracción fiscal, no obstante, el mismo Artículo señala los supuestos para rebelarse de la infracción.

Infracciones cuya responsabilidad recae sobre terceros

El Artículo 89 indica que las siguientes son infracciones cuya responsabilidad recae sobre terceros:

  1. Asesorar, aconsejar o prestar servicios para omitir total o parcialmente el pago de alguna contribución en contravención a las disposiciones fiscales.
  2. Colaborar en la alteración o la inscripción de cuentas, asientos o datos falsos en la contabilidad o en los documentos que se expidan.
  3. Ser cómplice en cualquier forma no prevista, en la comisión de infracciones fiscales.
  4. Al que permita o publique a través de cualquier medio, anuncios para la adquisición o enajenación de comprobantes fiscales que amparen operaciones inexistentes, falsas o actos jurídicos simulados.

Se sancionará con una multa de $60,390.00 a $94,930.00, a quien cometa las infracciones a las disposiciones fiscales a que se refiere el artículo 89 de este Código.

Sin embargo, en el caso de que se dé el supuesto de la fracción I, se considera como agravante que la asesoría, el consejo o la prestación de servicios sea diversa a los criterios no vinculativos de las disposiciones fiscales y aduaneras. La multa se aumentará de un 10% a un 20% del monto de la contribución omitida, sin que dicho aumento exceda del doble de los honorarios cobrados por la asesoría, el consejo o la prestación de servicios.

Liberación de la infracción

No se incurrirá en la infracción de la fracción I del Artículo 89, cuando se manifieste en la opinión que se otorgue por escrito que el criterio contenido en ella es diverso a los criterios no vinculativos de las disposiciones fiscales y aduaneras o bien manifiesten también por escrito al contribuyente que su asesoría puede ser contraria a la interpretación de las autoridades fiscales.

Criterios no vinculativos ¿obligatorios?

Sobre este punto, la tesis de jurisprudencia XIII.P.A. J/2 (10a.) emitida por Tribunal Colegiado de Distrito indica que el criterio no vinculativo (particularmente el Criterio 27/ISR/NV, aunque por la redacción de la jurisprudencia se podría extrapolar la resolución al resto de los criterios) es de carácter orientador y que “por su naturaleza, no es obligatorio, ni establece alguna carga a los contribuyentes”.

Sin embargo, como señala el Artículo 88 del CFF, los profesionistas del área fiscal idealmente deben establecer en sus cuando se manifieste en la opinión que se otorgue por escrito que el criterio contenido en ella es diverso a los criterios no vinculativos; en caso contrario, pueden volverse acreedores de una multa.

Fuente: FISCALÍA 11/05/2022