El Impuesto Especial sobre Producción y Servicios registró una caída anual de 38.4%, al recaudar 75,029 millones de pesos, esto es 42,286 millones de pesos menos a lo programado.

Los ingresos presupuestarios sortearon las caídas que se registraron en la recaudación del IVA y el IEPS en el primer trimestre del año, e incluso lograron superar el estimado que se tenía para el periodo, de acuerdo con la información del informe trimestral de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

De enero a marzo, los ingresos sumaron poco más de 1.71 billones de pesos, lo que representó un crecimiento de 2.2% en comparación anual, y se ubicaron 20,700 millones de pesos por arriba de lo calendarizado.

Con ello, se logró sortear la disminución de la recaudación que se obtiene por el pago de gravámenes como el Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) y el Impuesto al Valor Agregado (IVA).

En el caso del IEPS, la caída anual fue de 38.4%, al recaudar 75,029 millones de pesos, lo que también resultó en 42,286 millones de pesos menos a lo programado. Esto se explica, en mayor medida, por los estímulos fiscales que han sido de 100% en el IEPS de gasolinas desde finales de febrero, lo que implica que ha dejado de entrar dinero a las arcas del gobierno.

En el caso en específico del IEPS de gasolinas, se observó una recaudación de 20,029 millones de pesos, lo que resultó 70.7% menos en comparación con el mismo periodo del año pasado.

“Con la finalidad de evitar un repunte inflacionario por el aumento internacional de los precios de los combustibles, el gobierno federal otorgó durante el trimestre estímulos fiscales al IEPS de combustibles, los cuales generaron una reducción en la recaudación de 43,462.2 millones de pesos con respecto a lo previsto en el periodo”, detalló la dependencia.

De acuerdo con cálculos del Servicio de Administración Tributaria (SAT), los estímulos fiscales a las gasolinas podrían costarle al erario entre 350,000 y 400,000 millones de pesos de este año, es decir, casi tres veces más que los 104,076 millones que se dejaron de recaudar el año pasado.

En el caso del IVA, la SHCP reportó una recaudación de 291,667 millones de pesos en los tres primeros meses del año, lo que representó una caída de 9.3% anual, a la vez que se ubicó 37,979 millones de pesos por debajo del estimado para el periodo. Esto, de acuerdo con la dependencia, se dio por un aumento en las devoluciones del impuesto.

En contraste, el ISR dejó una recaudación 13.5% mayor a la del mismo periodo del año pasado, mientras que el impuesto a importaciones mostró un aumento de 30.7% en comparación anual.

Con ello, los ingresos tributarios dejaron poco más de 1.11 billones de pesos, 1.9% más que el año pasado, pero 2,271 millones de pesos menos a lo previsto.

Ingresos petroleros

En el caso de los ingresos petroleros, éstos continúan beneficiándose de los altos niveles del precio del crudo a nivel internacional desde finales de febrero, cuando la invasión de Rusia a Ucrania presionó los precios.

De esta manera, de enero a marzo el erario obtuvo 289,253 millones de pesos por ingresos petroleros, lo que significó un aumento anual de 31.7 por ciento. Además, resultó 3,382 millones de pesos por arriba de lo pronosticado.

Los ingresos petroleros registraron un comportamiento positivo ubicándose por encima del programa en 3,382 millones de pesos, impulsados al alza por un mayor precio internacional del crudo. Además, en su comparación anual, dicho rubro aumentó 31.7% en términos reales como resultado, de igual forma, de los mayores precios de los energéticos, así como de una mayor producción y mayores ventas”, destacó Hacienda.

Apenas en abril, la dependencia aumentó su estimado del precio del petróleo ante el panorama actual que se vive. De esta forma, ahora pronostica un precio por barril de 92.9 dólares en vez de 55.1 dólares que había estimado previamente.

Rechazan recortes al gasto

Gabriel Yorio, subsecretario de Hacienda, descartó que se hagan recortes al gasto público ante los subsidios que se están otorgando a las gasolinas, tanto el del IEPS como el complementario, de acuerdo con sus últimas declaraciones a medios. 

En videoconferencia de prensa, el funcionario dijo que estos estímulos tendrán un impacto neutral en las finanzas públicas del país, y no ocasionarán recortes al gasto público.

“Tendrán un impacto neutral en las finanzas públicas. No va a tener efectos en recortes presupuestales o de gasto. Prácticamente todo el flujo positivo adicional de ingresos petroleros que se está captando se está trasladando a la economía”, declaró.

Subejercicio del gasto fue por 3,120 millones de pesos

La Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) reportó, en el primer trimestre del año, un gasto ejercido por 1 billón 799,340 millones de pesos, lo que resultó un incremento de 0.8% en comparación anual; sin embargo, representó un subejercicio para los primeros tres meses del año.

De acuerdo con el programa aprobado, se esperaba que en el periodo el gasto fuera por 1 billón 802,460 millones de pesos, es decir, el gobierno gastó 3,120 millones de pesos menos de lo programado.

Fue el gasto programable, el cual se destina a proveer bienes y servicios a la población, en donde se concentraron los subejercicios del periodo. Con 1.3 billones de pesos ejercidos en los tres primeros meses del año, este rubro cayó 2.2% anual y se ubicó 6,605 millones de pesos por debajo de lo aprobado.

“Al interior, el gasto programable, que muestra un avance de 25.5% respecto al presupuesto anual, mostró una reducción real anual de 2.2 por ciento. No obstante, esta situación no impidió que el gasto en subsidios, transferencias y aportaciones creciera 3.5% real anual y se ubicara 51,916.8 millones de pesos por encima de lo programado”, destacó la dependencia en su informe.

En el caso del gasto no programable, sin contar el costo financiero de la deuda, se observó un ejercicio de 299,075 millones de pesos, 14% más que el año pasado, y 221 millones de pesos más de lo aprobado. En tanto, el costo financiero de la deuda fue de 164,279 millones de pesos, 5.5% más anual y 3,263 millones más a los que se tenía contemplados en el periodo.

“Derivado de lo anterior, el déficit público se ubicó en 66,479.3 millones de pesos, el cual se compara favorablemente con el déficit programado originalmente de 107,272.7 millones de pesos. Además, destaca que esta cifra es inferior en 25.4% real anual con respecto a la registrada en los primeros tres meses del 2021”, precisó la dependencia.

Respecto a la deuda en su medida más amplia, el Saldo Histórico de los Requerimientos Financieros del Sector Público (SHRFSP) se informó que ésta se ubicó en 13.12 billones de pesos, lo que representó 45.4% del producto.

Fuente: El economista 01/05/22