El presidente López Obrador destacó que se entregaron 110 contratos de inversión a empresarios de EU.

Tras una reunión con empresarios estadounidenses en Washington DC, el presidente Andrés Manuel López Obrador detalló el compromiso de inversión de alrededor de 40 mil millones de dólares en el sector energético de México.

En conferencia de prensa desde Palacio Nacional, el mandatario mexicano explicó que los recursos de las empresas de Estados Unidos irán dirigidas a la construcción de ductos, plantas de licuefacción y fertilizantes y a la extracción de crudo en sociedad con Petróleos Mexicanos (Pemex).

“Se llegó a un acuerdo con empresarios estadounidenses que van a invertir de ahora hasta el 2024 alrededor de 40 mil millones de dólares fundamentalmente en el sector energético son ductos, plantas de licuefacción, van a invertir en plantas de fertilizantes y también en extracción de crudo en sociedad con Pemex de acuerdo a las concesiones que se otorgaron cuando la reforma energética”, expuso.

“Se entregaron entonces 110 contratos y la mayoría no tiene inversión porque se argumentaba que no tenía precio el crudo, que no era negocio. Ahora que el crudo ha subido de precio es más atractivo invertir y hay campos y yacimientos petroleros que tienen mucho potencial”, añadió.

Uno de los campos que serán explotados en conjunto Talos Energy-Pemex será el Zama, que tiene una capacidad para producir 150 mil barriles de petróleo, luego de una disputa entre la empresa y el gobierno federal donde ya ha habido consenso.

“Hay un campo, Zama, que está compartido con Pemex, que tiene capacidad para producir hasta 150 mil barriles diarios y los que tiene la concesión no se animaban y ahora parece que van a invertir, bajo las condiciones legales, como la evaluación que se hizo reportó que Pemex tiene más crudo, la operación del campo va a corresponder a Pemex, esto no significa que ellos puedan participar en la administración, que se trabaje de manera asociada”, detalló.

Ayer, tras el encuentro con la cúpula empresarial de Estados Unidos, el director de la petrolera estatal mexicana Pemex, Octavio Romero Oropeza, comentó que expresaron dudas sobre la política energética de México.

“Sí hay dudas, hay peticiones” y el Gobierno de México “se ofreció a resolverlas y atenderlas”, dijo a la prensa el director de Pemex, Octavio Romero Oropeza, a la salida del foro CEO Dialogue, organizado por la patronal mexicana del Consejo Coordinador Empresarial (CCE) y la Cámara de Comercio de Estados Unidos en el Instituto Mexicano de Cultura en Washington.

Como balance de resultados en su encuentro con Joe Biden, López Obrador destacó que su homólogo estadounidense se comprometió a aumentar el número de visas temporales de trabajo como una medida para controlar los flujos migratorios y priorizar la producción para enfrentar los altos precios provocados por la inflación.

“Hablamos de cambiar la política migratoria de que en vez de que se deje suelta y que haya vacíos que llenan los traficantes de personas también por la conveniencia de empleadores de Estados Unidos porque prefieren tener a indocumentados a quienes pagan menos y corren cuando quieren, que en vez de eso se ordene el flujo migratorio con visas temporales de trabajo. No sólo para el campo sino para los servicios y la industria”, reveló.

El tabasqueño dijo que aunque son circunstancias distintas, la coyuntura económica actual motiva a la implementación de un programa similar al “bracero” de la época de los años 40, cuando la Segunda Guerra Mundial.

“Es un momento importante decisivo para llevar a cabo un plan laboral, migratorio como en su tiempo fue el programa bracero. Son otros tiempos otras circunstancias pero es lo que se necesita, lo propusimos y se va a analizar. Pero sí hay el compromiso de aumentar el número de visas temporales de trabajo”, añadió.

Como lo ha manifestado en el pasado, el presidente de la República insistió en la necesidad de invertir en programas para el desarrollo de Centroamérica a fin de contener la salida de sus habitantes rumbo a Estados Unidos.

Reafirmó que se necesita la contribución de Estados Unidos para incrementar los apoyos de los programas sociales Jóvenes Construyendo el Futuro y Sembrando Vida en Honduras, El Salvador y Guatemala.

“Desde luego el planteamiento de fondo fue el de impulsar las actividades productivas, el de unirnos para aumentar la producción en Estados Unidos y México y aún cuando ya existe el tratado de América del Norte procurar unirnos más, quitar aranceles que puedan existir, toda la regulación en el comercio, simplificar tramites, quitar trámites tediosos y unirnos más para producir y enfrentar el fenómeno migratorio”, expresó.

Fuente: Forbes 14/07/22