La nueva obligación fiscal para el traslado de mercancías cuadruplicó el tiempo de emisión de facturas.

Guadalajara, Jal. Debido a su ubicación geográfica que lo conecta con la mayor parte del territorio nacional, y a que es un estado altamente productivo con la mayoría de sus micro, pequeñas y medianas empresas (mipymes), Jalisco es una de las entidades más afectadas con la obligación fiscal que tienen las empresas de emitir un De Carta Porte.

Sólo esta nueva disposición del Servicio de Administración Tributaria (SAT) está generando que el tiempo de emisión de una factura se cuadruplique, lo que aunado al cumplimiento de otras obligaciones fiscales “se está convirtiendo en un calvario, un martirio” para los contribuyentes.

El consejero empresarial Javier Zepeda dijo a El Economista que la complejidad de las disposiciones fiscales está orillando a muchas mipymes a preferir la informalidad.

“Si una empresa le vende a otra, el facturista se tarda un minuto en emitir una factura, pero con el complemento Carta Porte se tarda otros cuatro; es decir, la emisión de la factura se está tardando cinco minutos porque los datos que requiere el complemento son muchos”, detalló Zepeda Orozco.

“Por ejemplo, de dónde sale la mercancía, hacia dónde va, a qué hora sale y a qué hora va a llegar la mercancía, quién la está trasladando, cuál es el nombre del chofer, las placas del camión, el domicilio de la persona, unidades de medida y peso de la mercancía, precio promedio de esa mercancía”, puntualizó el consejero empresarial.

Advirtió que la complejidad fiscal afecta la productividad y competitividad de las empresas, principalmente las micro y pequeñas.

“Esto tiene mucho que ver con el tema de rentabilidad, costos, productividad”, subrayó el experto quien, añadió, entre las empresas que asesora, hay quien prefiere migrar a la informalidad.

Explicó que todas las empresas que trasladan mercancías de un punto a otro, aunque no se dediquen al sector transporte y únicamente muevan productos propios, deberán presentar el complemento Carta Porte.

“Esto quiere decir que si yo soy una empresa que fabrica o comercializa determinado producto y tengo la necesidad de transportar mi propia mercancía ya sea a un domicilio de un cliente o a un domicilio propio fuera de la ciudad, y esa mercancía yo la transporto por mis propios medios, yo también tengo la obligación de emitir un comprobante de Carta Porte para poder comprobar el origen y el destino de esa mercancía”, comentó Javier Zepeda.

Obligaciones

A eso se añaden las otras obligaciones como la nueva versión del Comprobante Fiscal Digital (CFDI 4.0), la nueva forma de cancelar facturas, el nuevo régimen simplificado de confianza y las dificultades que presenta la página del SAT en este momento.

“Cada año nos están dando más y más tareas fiscales a los contribuyentes y el tiempo (para cumplirlas) es el mismo”, sostuvo Zepeda.

Fuente: El economista 13/02/22