Miembro de la organización expresó que regularización incluye costos ‘ocultos’

La legalización de los automóviles “chocolate” incluye costos “ocultos” además de los dos mil 500 pesos anunciados por el gobierno federal, indicó Armando García Grimaldo, coordinador de la organización UCD Nacional, quien explicó que la inversión total por vehículo podrá ser de casi 10 mil pesos.

El decreto no es para regularizar vehículos, explicó. “Es para la importación legal de las unidades. Y eso lleva otros pagos ajenos a la Secretaría de Hacienda o al gobierno federal”, precisó.

El trámite se tendrá que realizar a través de agencias aduanales, que seguramente aplicarán una tarifa de honorarios, que podría ser quizá de algunos dos mil 500 pesos.

Otros requisitos, como el certificado de cumplimiento de las normas ecológicas exigido por la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), se tiene que realizar en el país de origen de donde sale el vehículo, y tiene un costo de entre 40 y 60 dólares.

De acuerdo a la ley para importación de vehículos, se debe realizar la baja de la unidad en Estados Unidos.

También hay que tramitar un documento en el registro vehicular de Estados Unidos, que es el historial del automóvil desde su salida de la agencia, el paso por todos sus propietarios en la unión americana y el número y tipo de accidentes y siniestros en los que pudo estar involucrado.

Éste último certificado también tiene un costo de varias decenas de dólares, que se sumaría al pago del derecho decretado por el gobierno mexicano, los servicios prestados por la agencia aduanal y los documentos tramitados ante las autoridades norteamericanas a través de la misma agencia.

García Grimaldo consideró que el monto total que deberá erogar el propietario del automóvil “chocolate” será de alrededor de 10 mil pesos, sin contar los gastos de traslado de la comunidad en la que viven a la frontera o a la ciudad donde esté la agencia aduanal.

Dio a conocer que agencias instaladas en Monterrey externaron interés en instalarse en las oficinas de la organización UDC Nacional de Monclova, para ahorrarles a los ciudadanos los costos de traslado a la ciudad regia, Piedras Negras, Acuña o Nuevo Laredo.

Explicó que el decreto emitido el 19 de enero todavía contiene algunas lagunas, que espera que los próximos días sean aclaradas, para iniciar la importación masiva de automóviles que ya circulan de manera irregular en los 10 estados mencionados en el Diario Oficial de la Federación.

Aclaró además que los estímulos fiscales a los que se refiere el decreto son para condonación de multas y sanciones por la introducción del vehículo americano a México sin cumplir con las leyes establecidas.

Se solucionará sólo el 75% del problema

Por otro lado informó que el decreto para la importación de los automóviles “chocolate” solucionará sólo tres cuartas partes del problema de unidades automotoras irregulares en México.

Explicó que del 25 por ciento restante, el 20 está integrado por vehículos cuya fabricación es japonesa, coreana o alemana y quedaron fuera del beneficio, y el último cinco por ciento es de unidades deportivas o de lujo, que tampoco están contempladas en el paquete.

Fuente: siglo de Torreon 21/01/22