Las presiones de oferta que se han presentado a nivel mundial son la escasez de bienes, el alza de precios del transporte y devaluaciones cambiarias.

Entre 32 países miembros del Fondo Monetario Internacional (FMI) que ya han reportado la inflación del 2021, México se queda con la octava variación más alta de los precios generales, de 7.4 por ciento.

Arriba de la escalada de precios que se presentó en México, cuyo precedente más cercano data de hace 21 años, están la observada por Venezuela (686%); Argentina (50.9%) y Turquía (36.1 por ciento).

Si bien los líderes de la inflación en el 2021, fueron economías emergentes también las avanzadas registraron presiones de inflación al alza que según la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), no tienen parangón en 30 años.

La OCDE estima que los países del G-7, que son Estados Unidos, Canadá, Alemania, Francia, Japón, Italia y Reino Unido inscribieron una fluctuación de 5.6% en la inflación promedio del 2021.

Según los economistas del organismo, el incremento fue impulsado por los precios de energéticos que registraron una variación anual de 25.6% en promedio en todo el 2021, que también fue la tasa más alta desde 1981. Con ellos concuerdan analistas de Moody´s, y agregan que también se han visto impactados por la escalada en precios de alimentos.

Datos del FMI muestran que el líder de la inflación entre las economías avanzadas fue Estados Unidos, quien completó una variación de 7% en sus precios generales, un nivel no visto en 39 años.

La inflación persistente tras la reapertura de las economías ha terminado por impactar al poder de compra y al consumo, de acuerdo con la economista de la aseguradora de riesgo Coface, Patricia Krause.

Estimó que será hasta el 2023, cuando terminará de normalizarse el canal de suministros que está presionando al alza los precios de insumos. Esto destrabará la tensión inflacionaria y en el caso de México, será un factor positivo para el sector de la manufactura automotriz.

Foco en América Latina

Al hacer un acercamiento a las variaciones de inflación en América Latina se puede ver que Brasil fue el líder, con una variación anual de 10.1 por ciento.

Debajo quedaron México, con 7.4%; Chile que alcanzó 7.2%, Perú, con una fluctuación de 6.4% y Colombia, con 5.6% por ciento.

Analistas de Moody´s proyectaron que los niveles precios y tasas de inflación de las economías de Latinoamérica se mantendrán arriba de los objetivos establecidos por sus correspondientes bancos centrales durante un lapso de 12 a 18 meses.

De acuerdo con Gersán Zurita, Senior vicepresident de Moody´s, “los factores que impulsan a la inflación a niveles superiores a lo esperado varían de país a país, pero el incremento de los precios de alimentos y la energía eléctrica, junto con la depreciación de las divisas han afectado a economías como Brasil, Chile, Colombia, México y Perú”.

Fuente: El Economista 17/02/22