La ministra de Relaciones Exteriores, Nanaia Mahuta, calificó como abominables y reprobables “las imágenes y los informes que surgen de las atrocidades cometidas contra civiles en Bucha” por parte de las fuerzas del Kremlin

Las autoridades de Nueva Zelanda anunciaron este miércoles que el país aplicará aranceles del 35 por ciento a todas las importaciones de Rusia y extenderá las prohibiciones de exportación existentes a productos industriales estrechamente relacionados con industrias rusas estratégicas.

“Las imágenes y los informes que surgen de las atrocidades cometidas contra civiles en Bucha y otras regiones de Ucrania son abominables y reprobables, y Nueva Zelanda continúa respondiendo a los actos de agresión sin sentido de Putin”, sentenció la ministra de Relaciones Exteriores, Nanaia Mahuta.

En este sentido, recalcó que Rusia debe “rendir cuentas por los crímenes de guerra y las atrocidades cometidas contra civiles inocentes”. “Junto con otros 41 países, Nueva Zelanda anunció su apoyo al enjuiciamiento de la Corte Penal Internacional (CIJ) y proporcionó fondos para la investigación”, agregó.

Así, estas nuevas sanciones aplicadas por Nueva Zelanda buscan “presionar al régimen de Putin” junto a otras medidas aplicadas por la comunidad internacional “para que cesen las hostilidades en Ucrania”, según dijo el ministro de Comercio, Damien O’Connor.

Estas nuevas sanciones anunciadas por las autoridades de Nueva Zelanda entrarán en vigor previsiblemente el próximo 25 de abril, tal y como recoge un comunicado del Ejecutivo neozelandés, que ha señalado que “es la respuesta económica más significativa de Nueva Zelanda a la invasión rusa hasta la fecha”.

Por su parte, la Casa Blanca anunció este martes que dará otros 100 millones de dólares en ayuda militar a Ucrania, lo que eleva hasta más de 1.700 millones de dólares la asistencia estadounidense al país europeo desde que comenzó la invasión rusa.

El secretario de Estado de EE.UU., Antony Blinken, indicó en una nota que autorizó hoy por orden del presidente Joe Biden una nueva retirada de artefactos del Departamento de Defensa “para satisfacer la necesidad urgente de sistemas antiarma adicionales de Ucrania”.

El portavoz del Pentágono, John Kirby, especificó que se trata de misiles antiarma Javelin, que EEUU ha estado suministrando a Ucrania y con los que aseguró que el país se ha estado defendiendo “muy efectivamente”.

Blinken, que recordó las “atrocidades cometidas por las fuerzas rusas en Bucha”, destacó que Washington y sus aliados seguirán apoyando con firmeza a Ucrania en la “valiente” defensa de su “soberanía e integridad territorial”.

En ese sentido, sostuvo que más de 30 países, además de EEUU., han estado enviado ayuda militar a Ucrania desde el comienzo de la invasión ordenada por el presidente ruso Vladímir Putin el 24 de febrero.

“Juntos, estamos enviando asistencia de seguridad cada día y estamos acelerando el envío de aún más equipamiento de armas y defensa que Ucrania usa para defenderse”, agregó.

Además de “fortalecer la posición de Ucrania en el campo de batalla y la mesa de negociación”, sus aliados están reuniendo datos para “documentar los abusos reportados” y llevarlos ante los organismos apropiados para depurar responsabilidades, dijo.

Fuente: Infobae 06/04/22