El plan del gobierno consiste en el aumento de la producción de granos, fijar precios de productos de canasta básica, entre otras cosas.

El Gobierno Federal presentó ante reporteros, empresarios y empresarias, su plan para enfrentar el aumento de precios en insumos básicos y que lleva por nombre Paquete Contra la Inflación y la Carestía (PACIC).

El plan anunciado desde la semana pasada por López Obrador consiste en establecer precios máximos en productos de la canasta básica en todo el país para evitar que la inflación siga afectando a las personas con escasos recursos económicos.

“Hemos podido mantener sin un crecimiento desmedido la inflación porque tomamos a tiempo la decisión de controlar los precios de los combustibles, esto nos ha permitido que tengamos una inflación más baja que en Estados Unidos, de un punto menos y se refleja con mucha claridad en el componente energético”, comentó Obrador.

“Sin embargo en lo que tiene que ver con alimentos y otros bienes, ahí sí nosotros tenemos un incremento mayor, por eso se tomó la decisión de actuar en lo que tiene que ver con los alimentos”, adelantó.

¿En qué consiste el paquete contra la inflación?

El paquete incluye una serie de medidas para incrementar la oferta de alimentos en el país que se enfocará en cuatro rubros:

  1. Estabilización del precio de la gasolina y el diésel, precios de referencia del gas LP y electricidad. Esta medida representa un esfuerzo del gobierno por 330 mil millones de pesos y está financiada por el excedente generado a partir del aumento del precio del crudo de exportación.
  2. Aumento de la producción de granos. Esta contribución ya está planteada en el presupuesto federal y se enfocará en tres granos estratégicos: maíz, frijol y arroz.
  3. Entrega de fertilizantes. El programa de fertilizantes para el bienestar se extenderá de 5 a 9 estados y se implementará un Programa emergente de producción de fertilizantes orgánicos.
  4. Suspensión por un año de la cuota compensatoria del sulfato de amonio.

El aumento en la producción de granos será impulsada por el apoyo a la distribución de fertilizantes y los programas Sembrando Vida y Producción para el Bienestar, gracias a los cuales se estima alcanzar una producción de 800 mil toneladas de granos.

“La entrega de fertilizantes es parte integral de esta estrategia, por lo que estamos eliminando la cuota compensatoria por un año para la importación de sulfato de amonio, que será una herramienta útil para la disponibilidad de fertilizantes”, explicó Ramírez.

El plan también incluye la creación de una reserva estratégica de maíz con recursos de Seguridad Alimentaria Mexicana (Segalmex); precios de garantía en maíz, frijol, arroz y leche; el fortalecimiento del Programa de Abasto Diconsa y Liconsa y el reforzamiento de seguridad en carreteras para evitar el robo de alimentos y de insumos.

El Paquete Contra la Inflación y la Carestía se implementará en colaboración con la iniciativa privada en un periodo de seis meses.

Fuente: El financiero 04/05/22