Los precios del petróleo subían más de 4% este jueves, después de que la Agencia Internacional de Energía dijera que tres millones de barriles al día de petróleo y productos rusos podrían faltar desde el próximo mes y a pesar de la decisión de la Reserva Federal de subir las tasas.

Los precios del petróleo subían más de 4% este jueves, después de que la Agencia Internacional de Energía (AIE) dijera que tres millones de barriles al día de petróleo y productos rusos podrían faltar desde el próximo mes y a pesar de la decisión de la Reserva Federal de subir las tasas.

La pérdida de oferta sería mucho mayor que la caída prevista de la demanda de un millón de barriles al día de petróleo provocada por el aumento de los precios de los combustibles, dijo la AIE el miércoles.

Los futuros del crudo Brent ganaban 4 dólares, o un 4.1%, hasta los 102.02 dólares por barril. Por su parte el crudo estadounidense West Texas Intermediate (WTI) subía 3.82 dólares, o un 4%, para colocarse en los 98.86 dólares el barril.

Ambos contratos cayeron el día anterior, tras un inesperado aumento de las reservas de crudo en Estados Unidos y los indicios de progreso en las conversaciones de paz entre Rusia y Ucrania.

Morgan Stanley elevó su previsión del precio del Brent en 20 dólares para el tercer trimestre de 2022, a 120 dólares por barril, previendo una caída de la producción rusa de alrededor de 1 millón de bpd a partir de abril. Esa baja compensará con creces una revisión a la baja de la demanda mundial de unos 600,000 barriles por día, señaló.

Los precios cayeron el miércoles tras conocerse que los inventarios de petróleo en Estados Unidos aumentaron en 4.3 millones de barriles en la semana a el 11 de marzo, a 415.9 millones de barriles, según la Administración de Información de Energía de Estados Unidos.

El mercado del petróleo no tuvo en cuenta la decisión de la Reserva Federal de Estados Unidos de subir las tasas de interés en un cuarto de punto porcentual, como se esperaba.

Fuente: El Economista 17/03/22