Esta expansión estuvo impulsada principalmente por el dinamismo en las actividades terciarias, que representan poco más del 60% del PIB total nacional. El comercio y los servicios registraron un crecimiento de 1.3% en comparación con el trimestre anterior.

Durante el primer trimestre del 2022, la economía mexicana alcanzó un crecimiento de 1%, en términos reales, respecto del trimestre previo con lo que se suman dos meses con avances modestos en el PIB (Producto Interno Bruto). 

Esta expansión estuvo impulsada principalmente por el dinamismo en las actividades terciarias, que representan poco más del 60% del PIB total nacional. El comercio y los servicios registraron un crecimiento de 1.3% en comparación con el trimestre anterior.

Por su parte, las actividades secundarias -que integran a las industrias manufactureras, constructoras, mineras, energéticas, de gas y agua- registraron un avance de 1.2 por ciento.

Estos avances en los sectores económicos más importantes para la producción nacional contrarrestaron la caída que se presentó en las actividades primarias. El sector de la agricultura, ganadería, pesca, caza y aprovechamiento forestal registró una contracción de 2% respecto del trimestre previo. 

En el análisis interanual, la economía de México registró un avance de 1.8%, impulsado por una significativa mejora en los tres grandes sectores que componen el PIB nacional. Esto se explica debido a que, durante el primer trimestre del 2021, la actividad económica se redujo por la segunda, y más agresiva, ola de contagios. 

Analistas, instituciones financieras y organismos internacionales proyectan que el PIB de México crecerá de 2 y 3% durante el 2022

Fuente: El economista 25/05/22