Los productores acusaron a la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (Sader) y el Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (Senasica), de no informar sobre los riesgos que conlleva la importación de dichas papas.

CIUDAD DE MÉXICO (proceso.com.mx). -La Confederación Nacional de Productores de Papa de la República Mexicana (Conpapa) se pronunció contra la importación de papa fresca de Estados Unidos al país, la cual “tiene un alto riesgo de contener plagas cuarentenarias”.

“Esto amenaza no solo a la producción de papa fresca en México, sino también la de otros cultivos importantes para el país, como lo son maíz, chile, tomate y caña de azúcar, lo que atenta contra la seguridad fitosanitaria del campo mexicano, contra la soberanía alimentaria y contra la subsistencia de miles de productores agrícolas”, informó la Conpapa en un comunicado de prensa. 

Los productores acusaron a la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (Sader) y el Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (Senasica), de no informar sobre los riesgos que conlleva la importación de dichas papas.

“La autoridad ha dejado en estado de vulnerabilidad e indefensión a 8 mil 700 productores de papa mexicanos, 7 millones de jornaleros y un millón ochocientas mil toneladas, al limitarlos para poder tomar oportunamente medidas preventivas para cuidar y proteger su actividad y producción”, informaron.

Según los productores de papa, las papas estadounidenses son tratadas con un producto químico –no autorizado por la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris)– que podría ser un riesgo para la salud de los consumidores.

La importación de papa estadounidense “representa un peligroso riesgo para la sanidad de nuestros suelos y cultivos. Tendremos lamentablemente como consecuencia más pobreza y dependencia agroalimentaria”, concluyeron.

Fuente: Proceso 15/05/22