El cumplimiento de las obligaciones fiscales es un tema que el Servicio de Administración Tributaria (SAT) toma con mucha seriedad, por lo que si eres persona física es importante que este año realices tu declaración anual a tiempo, ya que no hacerlo puede causarte algunos problemas. 

 ¿Qué es la declaración anual? 

La declaración anual es el reporte en el que se detallan los ingresos y gastos que el contribuyente realizó en el ejercicio fiscal anterior, y este año, al igual que el anterior, puede hacerse a través de la página de internet del SAT. 

Por esta razón, es importante que conozcas cuales son las consecuencias de no presentar tu declaración anual del ejercicio fiscal 2021 antes del 30 de abril, con el objetivo de que tomes tus precauciones y la elabores en el tiempo establecido. 

¿Cuál es la fecha límite para presentar mi declaración anual?

Multas y sanciones por no presentar declaración anual Todos los contribuyentes deben cumplir en tiempo y forma con sus obligaciones fiscales, de lo contrario, pueden ser acreedores a multas y sanciones que terminarán afectando el bolsillo. 

Por no presentar su declaración anual y por cada una de las obligaciones incumplidas, los contribuyentes pueden enfrentarse a las siguientes sanciones, de acuerdo con el blog de BBVA: 

  • Por obligación no declarada corresponde una multa que va desde los mil 400 pesos hasta los 17 mil 370 pesos. 
  • Por no presentar la declaración anual pueden tener una multa que va desde los mil 400 pesos a los 34 mil 730 pesos. 
  • En caso de que el contribuyente esté obligado a presentar sus declaraciones por internet y no lo haga, lo realice fuera de plazo o no cumpla con los requerimientos, puede derivar en una multa de hasta 28 mil 490 pesos. 
  • Si el contribuyente ya fue multado y no realiza el pago en tiempo y forma, puede hacerse acreedor a sanciones adicionales. 

Otras consecuencias por no presentar declaración anual

En caso de impagos, retrasos o errores en la declaración anual, tu historial crediticio también puede verse afectado, y con ello, en un futuro se te pueden cerrar opciones de financiamiento o productos financieros. 

Lo anterior se debe a que el SAT comparte tus adeudos fiscales con las Sociedades de Información Crediticia, entre las que se encuentra el famoso Buró de Crédito, dichas entidades son las encargadas de recopilar la información del historial crediticio. 

Por tanto, no presentar tu declaración anual puede acarrearte también los siguientes problemas: 

  • Dificultad para acceder a créditos debido una mala calificación en el historial crediticio. 
  • Los bancos pueden ofrecer condiciones desfavorables, como tasas de interés más altas, debido a que a tu actividad financiera será catalogada como riesgosa. 

Fuente: Milenio 18/04/22