Aumento de tasas, tensiones geopolíticas, el desarrollo de la pandemia y la elevada inflación, así como factores internos, entre las causas.

El indicador de riesgo país de México se ubicó en 244 puntos base esta semana, esto es un aumento de 14.55% respecto al cierre del 2021 cuando estaba en 213 puntos base, alertando a los inversionistas sobre mayores percepciones en el país por diversos factores, tales como el aumento de tasas de la Reserva Federal, así como las tensiones geopolíticas, el desarrollo de la pandemia y las preocupaciones de los altos niveles de inflación, así como factores internos.

Además, la volatilidad del indicador que mide la probabilidad de incumplimiento de las obligaciones financieras de una nación, en el caso de México, se ha incrementado 22.61% durante el 2021 y lo que va del 2022, pasando de 199 puntos base al cierre de diciembre del 2020 hasta los 244 puntos este martes.

El aumento que registra el Riesgo País de México en lo que va del 2022, es el doble de los que subió en 2021 de 7.04% y similar al alza con la que concluyó el 2020 de 15.70%, con lo que parece será su tercer año de aumento en este indicador.

Nadia Montes de Oca, senior Portfolio Manager en Franklin Templeton México, habló durante su participación en el panel «Sooner and faster: Perspectiva de febrero», sobre los tres principales riesgos del mercado de valores en general: la evolución de la pandemia, el incremento de la tasa de interés de los bancos centrales y el control de la inflación.

“La combinación de crecimiento moderado con el aumento de la inflación, marca el fin del ciclo económico tanto a nivel global como en México”, dijo la experta del administrador de fondos de inversión.

Destacó que el escenario de estanflación no es tan probable, debido a que mantienen un panorama de menor inflación, con un estimado de 4.5% de tasa anual para diciembre del 2022.

“El ritmo que siga la Reserva Federal de Estados Unidos para subir su tasa de interés tendrá más afectaciones. En ciclos lentos de alza tiene efectos moderados tanto en indicadores macroeconómicos como en economías emergentes”, explicó Montes de Oca.

Durante el panel, se presentaron varios riesgos que pueden generar volatilidad en el mercado y afectaciones para la economía en genevral.

Entre ellos se encuentran las detecciones de nuevas variantes del Covid-19 y las respuestas a las vacunas; los riesgos políticos; el crecimiento económico y la inflación, así como la relación bilateral con Estados Unidos y otros países.

Amin Vera, subdirector de Análisis Económico en Black Wallstreet Capital, puntualizó que el indicador de riesgo país está en función del diferencial de tasas de los bonos del Tesoro a 10 años, sumado a otros factores como los cambios institucionales.

“En meses anteriores, el indicador en México se había mantenido estable porque Banco de México se adelantó al ciclo de alza de tasas, y ahora que la Fed comience a subir su tasa, el nivel de riesgo país para México y los países emergentes va a subir aún más”, comentó.

Mercados emergentes

El riesgo país de México, medido a través del Índice de Bonos de Mercados Emergentes Global (EMBI) de JPMorgan, se ubicó al 14 de febrero de 2022 en los 3.74 puntos porcentuales, 26 puntos base superior al nivel del cierre de 2021.

El EMBI (Emerging Markets Bonds Index o Indicador de Bonos de Mercados Emergentes) es el principal indicador de riesgo país y está calculado por JP Morgan Chase. Es la diferencia de tasa de interés que pagan los bonos denominados en dólares, emitidos por países subdesarrollados, y los Bonos del Tesoro de Estados Unidos, que se consideran libres de riesgo.

“Fortalecer los órganos reguladores y organismos autónomos no solo le traería normalidad a los mercados mexicanos, sino que también generaría una señal de confianza muy fuerte a los inversionistas”, precisó el especialista de BWC.

Agregó que “el gasto público se tiene que reactivar, ya que esta administración lo cerró por completo y es claro que es necesario gastar para reactivar la economía, con proyectos detenidos y falta de pagos a contratistas”.

En el caso de otras naciones, el nivel de riesgo país también ha aumentado, como el de El Salvador, que pasó de 7.32 a 14.91 puntos en el 2021 y ahora se ubica en 14.95 puntos, deteriorado luego de hacer al bitcoin su moneda de curso legal.

Además, el promedio de Latinoamérica es de 3.99 puntos, mientras que el promedio global es de 3.49 puntos. Los países más deteriorados son Venezuela con 556.55 puntos, Argentina con 18 puntos, Ecuador con 7.47 enteros y otros. Mientras que los mejor posicionados son Chile con 1.72 puntos y Uruguay con 1.44 puntos.

Fuente: El economista 15/02/22