Rusia es el tercer mayor productor de petróleo del mundo, solo detrás de Estados Unidos y Arabia Saudita.

Rusia aumentó la producción y la exportación de petróleo a sus principales mercados extranjeros durante la primera quincena de marzo, incluso cuando los compradores dudaban sobre negociar con la nación después de la invasión a Ucrania.

Los productores del país bombearon un promedio de mil 517 millones de toneladas de petróleo al día del 1 al 15 de marzo, 0.4 por ciento más que en febrero, según datos de la industria vistos por Bloomberg, equivalente a 11.12 millones de barriles por día.

Las exportaciones de crudo ruso a mercados extranjeros clave a través de oleoductos e instalaciones portuarias operadas por Transneft PJSC en la primera quincena de marzo promediaron 597 mil 300 toneladas por día, o 4.38 millones de barriles por día, de acuerdo a los primeros reportes. En febrero, las exportaciones fueron menores en casi 90 mil toneladas por día, o alrededor de 660 mil barriles por día.

Los productores rusos están teniendo muy pocas dificultades para comercializar su petróleo en medio de los llamados a dejar de financiar la invasión militar en Ucrania al rechazar las exportaciones de energía del país. Hasta ahora, solo unos pocos gobiernos, entre ellos Estados Unidos y el Reino Unido, han prohibido determinantemente las importaciones de petróleo ruso.

La planificación de marzo para las cargas de crudo de los Urales rusos desde dos puertos clave del mar Báltico fue revisada a la baja, según información de los agentes portuarios. Si los compradores siguen evitando los cargamentos rusos y no surgen mercados alternativos, los productores del país podrían verse obligados a reducir las tasas de extracción en las próximas semanas y meses.

La llamada auto sanción podría resultar en un desplome de la producción de Rusia de unos 3 millones de barriles por día en abril, dijo el miércoles la Agencia Internacional de Energía.

Rusia sobrevivió a las sanciones económicas de occidente: Putin

Esta semana, el presidente Vladímir Putin aseguró que Rusia sobrevivió al “blitzkrieg (guerra relámpago) económico” de sanciones internacionales por la guerra contra Ucrania.

Sin embargo, admitió que su país enfrenta un aumento en desempleo e inflación, a medida que Rusia se ajusta a los bloqueos económicos y comerciales impuestos por Estados Unidos, Europa y la OTAN.

Fuente El financiero 17/03/22