El uruguayo Elbio Rosseli presidirá el grupo de trabajo formado por cinco miembros, dos de ellos designados por los estadounidenses.

Quedó armado el panel de expertos que resolverá la disputa entre México y Estados Unidos sobre las reglas de origen automotrices bajo el T-MEC.

La composición del panel se formalizó el martes. Estos son sus miembros:

  • Elbio Rosseli (presidente del panel): Embajador extraordinario y plenipotenciario, representante permanente de Uruguay ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU).
  • Ann Ryan Robertson (designada por México): Socia de la firma legal internacional Locke Lord. Experta en litigios comerciales internacionales, con experiencia como árbitra y consejera en pleitos empresariales y de comercio. Miembro y presidenta en paneles del Centro Internacional de Resolución de Disputas.
  • Kathleen Claussen (designada por Canadá): profesora asociada de Derecho en la Universidad de Miami. Experta en litigios internacionales y ley comercial internacional. Fue consejera general asociada de la Oficina del Representante de Estados Unidos (USTR por sus siglas en inglés).
  • Jorge Miranda (designado por EU): asesor en comercio internacional para la firma Cassidy Levy Kent y ex-director de Investigación y Prácticas Desleales en la Secretaría de Economía. Participó en casi 20 disputas comerciales en la Organización Mundial del Comercio (OMC) y en varios paneles bajo el TLCAN.
  • Donald McRae (designado por EU): Profesor de Negocios y Ley Comercial en la Universidad de Ottawa. Fue consejero del Departamento de Asuntos Exteriores del gobierno canadiense y participó en paneles de resolución de controversias bajo el T-MEC y el TLCAN.

Con los panelistas designados, el proceso para resolver la disputa entre los gobiernos de México y EU (en la que Canadá participará como tercero interesado) podrá comenzar oficialmente.

El panel tendrá que presentar un informe preliminar de su decisión a más tardar 150 días después de la designación del último panelista. Si hay prisa, el límite es de 120 días.

El informe final tendrá que presentarse a más tardar 30 días después de la versión preliminar, y las partes involucradas tendrán 15 días para hacerlo público.

¿Cuáles son los posibles resultados?

Si los panelistas determinan que hubo una violación al tratado, las partes involucradas tendrán 45 días después de la publicación del informe final para acordar una solución a la controversia, que podría involucrar la eliminación de la fuente de conflicto o el establecimiento de “una compensación mutuamente aceptable”.

México echó a andar en agosto el mecanismo de consulta del T-MEC por el tema de reglas de origen. Según las autoridades mexicanas (y las canadienses), Estados Unidos hace una interpretación demasiado restrictiva de las reglas de origen para el sector.

A la hora de calcular los porcentajes de contenido regional en exportaciones automotrices, los estadounidenses usan un método más estricto. La interpretación mexicana y la canadiense de la regla opta por un cálculo más laxo, que les permitiría cumplir más fácilmente con la regla de origen, que apunta a un 75 por ciento de contenido regional para 2023.

La Secretaría de Economía proyecta que el panel resolverá la disputa para el verano de este año. Sin embargo, algunos expertos estiman que podría prolongarse hasta finales de 2022 o incluso principios de 2023.

Fuente: El financiero 23/03/22